Victorio

Imagen de Victorio aunque está sin verificar. 

VictorioEl “National Anthropological Archives” identifica esta imagen como Beitero, un apache mojave pero históricamente ha sido atribuida a Victorio. Apache chihenne, mimbreño o Warm Springs. Muy poco se sabe de sus primeros años pero es probable que naciera en la Black Mountain Range de New Mexico alrededor de 1820; o que fuese un mexicano capturado por los apaches cuando era niño en un ataque a una población mexicana. Inusual en un jefe apache, Victorio sólo tenía una esposa, por quien tenía verdadea devoción. A la muerte de Mangas Coloradas, se alzó con el mando de la mayor banda chihenne. Residió en varias reservas: Tularosa (Catron County, New Mexico); Ojo Caliente (Socorro County, New Mexico); San Carlos (Gila, Graham y Pinal  Counties, Arizona) y Mescalero (Otero y Lincoln Counties, New Mexico). El teniente Thomas Cruse, del 6º de Caballería dijo: El gobierno hizo caso omiso de las legítimas quejas de Victorio y lo forzó a tomar el sendero de la guerra.  El 21 de agosto de 1879, un juez y un fiscal, fueron a cazar y pescar con varios amigos a la reserva Mescalero, junto a Fort Stanton (Lincoln County, New Mexico). Victorio, al reconocerlos, creyó que iban a por él por unos robos ocurridos en las cercanías de Silver City (Grant County, New Mexico), donde les acusaban a ellos, por lo que huyó con unos 40 guerreros. Durante los meses siguientes, se le unieron algunos apaches lipanes y mescaleros e incluso, algo verdaderamente extraordinario, un guerrero comanche. Con Victorio pelearon su hermana Lozen, conocida como “la mujer guerrera” y Nana. Victorio está consideado como un maestro en la guerra de guerillas. Conocía pefectamente la línea fronteriza para huir indistintamente de las tropas norteamericanas y de las mexicanas. Estos últimos cayeron en algunas sangrientas emboscadas hasta que murió en un lugar llamado Tres Castillos (municipio de Ignacio Zaragoza, Chihuahua), donde fue alcanzado por tropas mexicanas al mando del coronel Joaquín Terrazas. Al estar rodeados en terreno llano (la loma más alta tenía 30 metros de altura) y ante la falta de munición, los apaches fueron derrotados el 15 de octubre de 1880. En la batalla murieron 62 guerreros y 16 mujeres y niños, siendo apresados 68 más, principalmente mujeres y niños. Escaparon unos 30 apaches dirigidos por Nana. Victorio tuvo cuatro hijos, sobreviviendo sólo Charlie Istee, que estuvo en la Escuela Industrial India de Carlisle (Cumberland County, Pennsylvania; donde se inculcaba la cultura anglosajona a jóvenes de ambos sexos de diferentes pueblos indios) y luego en Fort Sill (Comanche County, Oklahoma) muriendo ya en libertad en 1946 en la Reserva Mescalero (Otero y Lincoln Counties, New Mexico).