Lipanes

* Up-ah-yeck más conocido como Johnson. De padre mexicano o tonkawa (no está acreditado) y madre apache lipán. Había estado viviendo con los tonkawas pero en 1873 se convirtió en un jefe lipán. Aunque los tonkawas le consideraban uno de los suyos, la tradición matrilineal apache indicaba su afiliación lipán. 

El 23 de octubre de 1862, una fuerza combinada de caddos, comanches, delawares, kickapoos, kiowas, shawnees, y wichitas atacaron a los tonkawas, haciendo una matanza entre ellos. Los supervivientes fueron a buscar protección en Fort Arbuckle (Garvin County, Oklahoma) y luego en Fort Belknap (Young County, Texas), en donde permanecieron hasta poco después de terminar la Guerra Civil. El 29 de julio de 1867, el teniente coronel Samuel Davis Sturgis erigió Camp Wilson, más tarde renombrado Fort Griffin (Shackelford County, Texas). Los tonkawas fueron con los militares ya que varios de ellos estaban sirviendo como exploradores.

El Departamento de Interior, por recomendación del teniente coronel George Pearson BuelI, comandante de Fort Griffin, autorizó a un pequeño grupo de apaches lipanes dejar Fort Sill (Comanche County, Oklahoma) e instalarse en Fort Griffin. Construyeron siete tipis en un bosque en Collins Creek, al oeste del fuerte. Los pocos hombres lipanes se alistaron como  exploradores. Johnson fue nombrado sargento y su trabajo le permitiría luchar contra los antiguos enemigos de los lipanes, los comanches.

En junio de 1874, el ejército de los Estados Unidos empezó una campaña para desalojar a los comanches, kiowas, y cheyennes del sur de las llanuras de Texas y reubicarlas en Territorio Indio (Oklahoma). El general Phillip Sheridan ordenó que cinco columnas del ejército convergieran en el área general del Panhandle de Texas y específicamente en los afluentes superiores del río Rojo, con el objetivo de atacarlos sin cesar hasta que se dirigieran definitivamente a las reservas.

El coronel Ranald Slidell Mackenzie iba al mando de tres de las columnas, pertenecientes al 4º de Caballería. Salió de Fort Concho (Tom Green County, Texas) hacia el norte, hacia los Caprock Canyons (Briscoe County, Texas). Con Mackenzie iban varios exploradores tonkawas y apaches lipanes de Fort Griffin. El coronel fue informado el 20 de septiembre de que los nativos habían ido al norte, al área del Palo Duro Canyon por lo que envió a Johnson a localizar su campamento. Dos días después Johnson regresó informando a Mackenzie de su ubicación. El destacamento llegó al borde del Palo Duro Canyon el 28 de septiembre de 1874, guiado por Johnson.

El primer poblado que vieron los soldados fue el del jefe kiowa Red Warbonnet. Al ver tantos soldados, los nativos huyeron dando Mackenzie la orden de destruir el poblado. Al verlo, el resto de nativos abandonaron sus poblados y huyeron dejándolo todo, incluso sus caballos. Algunos pocos guerreros se defendieron, disparando a los soldados pero su resistencia fue muy débil, y al anochecer los soldados de Mackenzie y los exploradores habían capturado todos los campamentos y la mayoría de sus posesiones. Murieron tres guerreros y un soldado. Los hombres de Mackenzie capturaron más de 1.400 ponis, dando la oportunidad a Johnson de que eligiera los 40 mejores, reservando otros  300 para los demás exploradores. El resto de ponis fueron sacrificados por los soldados. Aunque la pérdida de vidas por ambos bandos fue pequeña, la batalla del Palo Duro Canyon es importante porque representó el último esfuerzo de los nativos de las llanuras del sur para evitar la pérdida de sus tierras a manos del hombre blanco. Durante los próximos meses fueron llegando intermitentemente a Fort Sill (entonces Territorio Indio y hoy Oklahoma) para instalarse allí. La banda del jefe comanche Quanah Parker llegó a Fort Sill el 2 de junio de 1875.

Los 40 caballos suponían una pequeña fortuna para Johnson. En la población de Fort Griffin (adyacente al fuerte) había una mujer que le gustaba llamada Ida Creaton. Un domingo, Johnson se puso un traje y fue a casa de John Creaton, ofreciendo 20 caballos por su hermana.  Creaton dijo que Ida no estaba en venta. 

Unas semanas más tarde, Johnson se emborrachó y fue a pegar a John Creaton, quien se defendió golpeando a Johnson en la barbilla, llevándolo al cuerpo de guardia del fuerte hasta que se le pasara la borrachera. Todo hace indicar que Ida y Johnson tenían algún tipo de relación que no era del gusto de su hermano, a la vista de la fotografía que los dos se hicieron en la que se les ve con cierta familiaridad. 

A pesar del excelente trabajo de los exploradores tonkawas y lipanes en la campaña de Red River, una orden del gobierno paralizó las raciones. El Departamento del Interior autorizó en 1875, 375 $  para comprar vacas y cabras para los 119 tonkawas y 26 lipanes, «cuya condición«, según el teniente coronel George P. Buell, «es tan deplorable que se debería hacer algo por ellos«. Buell también envió exploradores bajo la protección de tropas para cazar búfalos.

Johnson entró nuevamente en acción en la primavera de 1877. Los cazadores de búfalos estaban matando un gran número de animales, llevándose las pieles y dejando cientos de cadáveres tirados por el suelo.  Unos comanches que habían salido de su reserva para cazar vieron la escena y enfadados atacaron a los cazadores, destruyeron sus campamentos y quemaron sus carros, equipos y suministros.  

La noticia de un enfrentamiento entre comanches y cazadores en el Yellow House Canyon (Crosby County, Texas) llegó a Fort Griffin. El capitán  Phillip L. Lee, de la compañía “G”, del 10º de Caballería, partió el 9 de abril de 1877 con Johnson y otros cinco  exploradores lipanes y tonkawas, y 72 hombres a su mando.

El 4 de mayo, encontraron un campamento en Silver Lake (a veces llamado Lago Quemado o simplemente Quemado) atacándolo. Mataron a cuatro personas y capturaron a otras seis. Lee no pudo o no quiso impedir la mutilación y el corte de cabelleras de los muertos realizadas por los exploradores, quizás debido a la muerte del sargento Charles Baker durante el ataque. Los soldados quemaron los tipis, destruyeron los suministros y se llevaron 69 caballos.

Los enfrentamientos entre nativos de las praderas y cazadores terminaron cuando ya no quedaron bisontes que cazar. Los exploradores lipanes y tonkawas se dedicaron a cuidar sus huertos hasta que en octubre de 1884 abandonaron Fort Griffin. El 30 de junio de 1885 fueron instalados en Fort Oakland (Kay County, Oklahoma), la antigua reserva de los nez percé del jefe Joseph que volvieron a sus tierras ancestrales.

Los tonkawas absorbieron al pequeño grupo de lipanes pero los descendientes de éstos aún visitan a sus parientes en la Reserva Mescalero (Otero County, New Mexico).   

Alrededor de 1892, Johnson cayó enfermo y falleció.